Ring of Beara: 340 km y dos días

Tenía una visita pendiente pero la iba aplazando por culpa del tiempo: Ring of Beara. Para los que no estéis familiarizados con la geografía Irlandesa, el Ring of Beara (Anillo de Beara) es la costa de la penúltima península del sur de Irlanda. Aquí os dejo un mapa para que os situéis:

Ring of Beara

Para los que animéis a hacer este viaje una recomendación clara: llevad el coche cargado de gasolina y el conductor zapato cómodo. Nuestra idea era ir parando en pequeños pueblos pero, a decir verdad lo que realmente merece la pena es parar en donde están las vistas. Aún así llevábamos una lista de ciudades y, en algunas bajamos a pasear y estirar las piernas. Las ciudades fueron:

  • Kenmare
  • Eyeries y Allihies: todas las casas son de colores
  • Lambshead (cabeza de cordero) y Dursey Island: esta parada no la hicimos porque se nos estaba haciendo un poco tarde y lo bonito (según la información que habíamos recopilado) era coger el teleférico que cruza desde la península hasta la isla.
  • Glengariff
  • Bantry

unnamed

A esto le sumamos pequeñas paradas en medio de una carretera que deja muchísimo que desear, para disfrutar del paisaje, de las vistas y del mar. Para que os hagáis una idea de la carretera, no llegamos a 200 kilómetros el primer día y tardamos en hacerlo (parando realmente poco en cada sitio) ocho horas. Además en algún tramo nos vimos obligadas a parar hasta que pasaran animales o coches (demasiado estrecho para dos coches juntos).

DSC_0016

Nuestra idea era disfrutar de la costa sur de Irlanda, la que linda con España, el domingo, así que reservamos un hotel en Bantry para pasar la noche y, por la mañana seguir el camino. Fue el domino cuando disfrutamos de Kinsale, un pueblo con tradición marinera, aunque la lluvia nos obligó a volver antes a casa, pero en el camino seguimos disfrutando del paisaje y, por primera vez (después de dos días enteros recorriendo costa) de una playa.

IMG_2782

Un viaje que tuvo punto y final en Limerick y con 340 kilómetros en el cuenta kilómetros. Repetiría sin duda el viaje, pero de copiloto, ¡nunca de conductora!

DSC_0007

RCA

 

 

Dublín: Kilmainhan Gaol

Vuelvo a los viajes y a Dublín (¡sí, aún sigo teniendo cosas que contaros!) Después de beber, y rezar, nos vamos a la cárcel.

La Kimainham Gaol fue inaugurada en 1776. Durante años fue el hogar de muchos de os que lucharon por la independencia Irlandesa, por eso hoy se le tiene especial cariño a este lugar, ya que fue el lugar de la gente valiente y patriota.

A diferencia de lo habitual hoy en día, esta cárcel mezcló a niños, mujeres y hombres con una sola vela en las minúsculas celdas  que hacia de fuente de luz y calor. El gran problema (por si ese no era suficiente) llegó con la hambruna de 1848, muchos se vieron obligados a robar y, por lo tanto empezó el hacinamiento. Otros, en cambio, cometían algún pequeño crimen para así, al menos, tener un plato de comida.

Ventana de una de las celdas al exterior

Ventana de una de las celdas al exterior

En 1924 se liberó al último preso de la cárcel de Kilmainham, que años más tarde se convirtió en el presidente de Irlanda (Éamon Varela).

Durante la visita podréis visitar la capilla, que guarda algún secreto; los pasillos que dan a las celdas y el patio de ejecuciones. Además, antes de acceder a la visita, que es guiada y en inglés.

Capilla

Capilla

Yo no pude visitar el patio, que es lo que dicen que realmente merece la pena. Personalmente, y estando aquí como aupair, considero importante conocer un poco de la historia irlandesa y esta visita me ha servido para eso gracias a las historias que cuenta.

Cruz en donde se realizaron algunas ejecuciones.

Cruz en donde se realizaron algunas ejecuciones.

Durante la visita no pude sacar muchas fotos de calidad ya que la luz era horrible, pero bueno me quedo con estas tres que cero que reflejan lo que los irlandeses sufrieron durante años.

¡Feliz domingo!

RCA

Música y radio

¡Qué rápido pasa el tiempo! Ayer cumplí tres meses en Irlanda, y justo la semana pasada me di cuenta de todo lo que mejoré estos meses con el inglés. Además de mejorar la gramática y usarla cada vez más correctamente gracias a las clases, he aumentado mi vocabulario muchísimo.

Lo que también he mejorado (y esto sí que de forma alucinante) es mi capacidad auditiva para el inglés. Y esto lo he comprobado con la radio. Tengo que reconocer que no la escucho mucho pero cuando voy en el coche siempre llevo alguna cadena musical puesta y las letras de las canciones son mucho más fáciles de entender. También me pasa esto con las películas y series: aunque habitualmente las veo en versión original, siempre terminaba tirando de los subtítulos, ahora en cambio no me hace falta. Es más, solemos ir al cine ¡y aquí no se llevan los subtítulos españoles!

Para los que estais en casa y los que estáis en Irlanda os recomiendo las dos radios que más escucho habitualmente, en ambos casos son radios musicales, porque aquí mezclan también con la actualidad.

RTÈ 2FM: tiene un programa muy divertido y con entrevistas interesantes por las tardes a eso de las 19 hora española. También hay el RTÈ 1FM, es la radio generalista de la cadena. Estas dos emisoras se escuchan en toda la República de Irlanda y podéis descargaros la APP.

SPIN South West: esta radio no se localiza en toda Irlanda pero, desde mi punto de vista es la mejor. También podéis descargaros la APP en el móvil.

¡Feliz semana!

RCA

 

 

 

Tarjetas sin ton ni son

Sé que es domingo, sé que hoy toca viaje, pero me ha sido imposible sacar un rato para preparar un post chulo sobre alguna de las visitas, así que me he decantado por un tema más general. La razón es que el fin de semana entero me voy de turismo por la costa de Cork, una visita que tenía muchas ganas de hacer y que no tardaré en contaros.

Y sin darme casi cuenta ya llevo más tres meses en Irlanda, eso sí haciendo algo que jamás pensé que me tocaría hacer. Pero bueno la experiencia está aportándome cada vez más cosas.

Después de estos meses creo que tengo derecho a contaros un secreto de los irlandeses: son adictos a las tarjetas. Realmente no es un secreto, nada más llegar os daréis cuenta de que os encontraréis tarjetas de cumpleaños, de viaje, de comunión, de confirmación, de enfermedad, de nacimiento… en casi todos los establecimientos.

Te pase lo que te pase, los irlandeses tienen una tarjeta para darte, y si no la tienen la crean. Hace unas semanas una de las niñas a las que cuido cumplió 6 años y llegaron unas 20 tarjetas de felicitación entre amigos, familia y conocidos. Todas distintas. Yo al ver tantas me paré a pensar y creo que nunca he recibido más de 2 ó 3 por cumpleaños.

Con este post no quiero reclamar mis tarjetas de cumpleaños, ¡para nada! ¡Qué yo estoy muy feliz con mis dos tarjetas, que conste! Solo que me ha llamado la atención que una mocosa reciba todas esas cartas.

Os terminaréis contagiando por su pasión «secreta», aunque espero que nunca lleguéis a sus límites.

RCA

I love you

«Rita, I’m gonna tell you a secret: I love you!»

¡Por fin! Me ha costado más de dos meses, pero por fin me he ganado a dos de las niñas. Una de ellas hace semanas que me dijo las palabras mágicas, pero las mayores se resistían. Esta semana sin esperármelo y en medio de un ataque de cosquillas un de ellas me abrazó y me dijo que me acercara, que me iba a contar un secreto, ese secreto no era otro que I love you.

need_a_hug__by_ruxydeva-d15rsb2

Cuando en el post sobre la experiencia de aupair hablaba de esas pequeñas alegrías me refería a momentos como esto. Aún así, no os creáis que de golpe y porrazo todo ha cambiado… para nada, es más, con la mayor al escuchar esto ha sido todo más complicado y la que me lo dijo sigue con su cabezonería.

Simplemente no desesperéis aunque no os digan «I love you», aunque no os demuestren cariño, ellos son así, pero iréis notando cómo os las ganáis en pequeños momento, con abrazos, con sonrisas. Solo es cuestión de tiempo, yo empiezo a manejarlas ahora y llevo en la casa casi tres meses, desde el 18 de febrero.

Al final las voy a echar de menos… ya veréis.

RCA

Galway y el mar

Después de tanto Dublín me apetecía cambiar el destino. Hace un par de fines de semana visité Galway y tengo que decir que, aunque me esperaba algo más de la ciudad, ver el mar me devolvió energía y me quitó morriña (soy de costa, ¡qué queréis!)

La ciudad es pasear, ver sus calles abarrotadas y puedes visitar la catedral (entrada gratuita) y realmente curiosa si se compara con las españolas.

Catedral de Galway

Catedral de Galway

Pero lo que os decía, lo mejor es el mar. Acercarse a la playa y pasear por el paseo marítimo que lo rodea. Tuvimos la suerte que el día que elegimos para ir era increíble, solo molestaba el viento, que terminó haciéndose muy cansado. Aún así, si visitáis Galway pasead, acercaros al mar, a la playa, y disfrutad de la tranquilidad que esta proporciona.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque de momento no he ido, ni creo que vaya por problema de horarios, dicen que la noche en Galway es espectacular, así que ya sabéis tampoco es tan mala idea quedarse una noche en una de las ciudades más importantes de Irlanda ¿no?

RCA

Vocabulario infantil

Ser aupair implica tener un amplio vocabulario infantil, pero no os preocupéis, porque yo no lo tenía pero al final lo aprendes a la fuerza. Aún así, os voy a poner aquí algunas palabras que estoy segura que os serán de utilidad (seguro que muchas ya las conocéis u os suenan):

  • dodo: chupete
  • cot: cuna
  • bottle: biberón
  • potty: orinal
  • wiwi (no se como se escribe y no encuentro la escritura correcta): pis (solo para niños)
  • poo poo: caca, para adultos solo se dice «poo»
  • nappy: pañal
  • to bite: morder, también se usa como sustantivo con el significado de mordisco
  • to kick: pegar patadas
  • to hit: pegar

 

Antes de venir le preguntaba a una amiga que ya estaba de aupair que cómo llevaba eso de reñir en inglés, y me decía que es lo que mejor sabía hacer. Tenía razón. Al final aprendes un montón de palabras para decirles que paren de hacer tonterías, que se dejen de caprichos o que simplemente paren de hacer el anormal. Os dejo aquí algunas frases:

  • Don’t be cranky: cuando el niño está llorando o quejándose todo el rato porque tiene un mal día.
  • Stop moaning: cuando el niño se está quejando o protestando por todo
  • This is disgusting: Yo lo uso a las horas de las comidas especialmente, cuando les da por hacer guarrería. Significa desagradable.

Iré añadiendo si se me ocurren nuevas ideas, de momento creo que estas son suficientes para sobrevivir la primera semana, después iréis aprendiendo las vuestras propias. (¡Acepto sugerencias!)

RCA

Dublín: Guinness Storehouse

¿Pensabais que me había olvidado de la cerveza? Tranquilos que no, es algo totalmente imposible en este país. Hoy, como cada domingo, os traigo una nueva visita: la casa de la cerveza Guinness.

Si vais a Dublín y tenéis tiempo tenéis que ir, no solo por la cerveza, sino por las vistas de la ciudad desde la última planta y la cantidad de curiosidades que guarda en su historia. Como consejo y antes de ir, comprad las entradas, además de ahorraros dinero (unos dos euros) os ahorraréis unas colas eternas, sacarlas por internet es realmente fácil y no tenéis que elegir un día en concreto, así que podéis cambiar planes.

Vistas de Dublín desde la Guinness Storehouse

Vistas de Dublín desde la Guinness Storehouse

 

La Guinness Storehouse está a una media hora andando del centro de Dublín en la calle St. James Gate. Además de unas vistas espectaculares podréis disfrutar de una cerveza gratis incluida en el precio que pueden servirte los camareros de alguno de los restaurantes o puedes recibir un curso para aprender a tirar una Guinness (que tiene su complicación) y ganar un diploma.

 

Guinness gratis

Guinness gratis

Al margen de eso, que quieras que no también atrae a numerosos visitantes, la visita empieza en la planta baja en donde se puede ver una de las mayores curiosidades de esta cerveza: el contrato firmado por Arthur Guinness en 1759 en el que se compromete a alquilar la fábrica durante 9000 años por 45 libras anuales (un auténtico genio de los negocios, está claro). Además, en esta planta se puede ver una exposición de todos los ingredientes que forman la cerveza Guinness: agua, lúpulo, cebada y levadura.

Si continuamos por la exposición podremos disfrutar de exposiciones de publicidad, de maquinaria, transporte… También se puede disfrutar de una pequeña cata de Guinness en donde un experto enseña a disfrutar de cada sabor de la cerveza.

Campaña publicitaria de Guinness

Campaña publicitaria de Guinness

Todo esto será más entretenido si cogéis la audioguía, que es TOTALMENTE GRATIS.

Curiosidad: cuando el gobierno irlandés quiso utilizar el arpa como símbolo nacional no pudo hacerlo ya que la marca cervecera la tenía registrada, por ello, el arpa nacional está dada la vuelta. 

RCA

Dublín: Saint Patrick’s Cathedral

Vuelvo a Dublín, esta vez para enseñaros la Catedral de San Patricio.

En el siglo V se construyó la catedral de San Patricio al lado de un pozo en donde San Patricio se dice que bautizaba a los conversos al cristianismo. La primera construcción fue de madera pero los normandos ayudaron en la reconstrucción que actualmente es de piedra.

catedral san patricio

Uno de los puntos fuertes de esta catedral es el coro, gracias a su gran tradición musical. Actualmente es la única catedral de Irlanda que tiene coro propio y hay dos misas cantadas al día. Esta tradición llega desde 1742, en donde se representó por primera vez El Mesías  de Händel.

Hilando con los coros, la visita a esta catedral cuesta 6€ (5€ si uno entra con carnet de estudiante), pero si uno acude a la misa la entrada es gratuita y se puede disfrutar de la música, por lo tanto es una visita recomendable para ahorrar dinero y disfrutar de la visita de otra forma.

Durante años ha tenido rivalidad con la otra catedral de la ciudad, la de la Santísima Trinidad. Entre ambas hay muy poca distancia, por lo que la visita a ambas se puede hacer el mismo día. Entre 1300 y 1870 las dos catedrales resolvieron la rivalidad concediéndole la diócesis a la Catedral de la Santísima Trinidad, además de ser la que guarda la cruz, la mitra y el anillo una vez fallecidos los arzobispos de Dublín.

catedran santisima trinidad

Una recomendación: si visitáis primero una catedral y después la otra podéis hacer un impasse en Bite of life. Es un restaurante muy pequeño pero en el que puedes comer un luch realmente rico y a muy buen precio

Domingos en la cancha

¿Y lo que lo echo de menos qué?

Muchos de los que me conocéis estaréis pensando: «Ya estaba tardando». Y la verdad que os tengo que dar la razón, pero es que me he dado cuenta de que aún no he escrito nada sobre baloncesto y lo que lo echo de menos. Para los que no me conocéis, seguid leyendo y lo entenderéis todo.

Durante un año entero no hice otra cosa que pensar en baloncesto. La razón era muy sencilla mi Trabajo Final de Grado (Mate al baloncesto), al que le dediqué horas de estudio y de afición. Además, mis pocos ratos libres los pasaba en el Palacio de los Deportes o en Magariños, templo del Club Estudiantes (ahora Movistar Estudiantes) echando un cable en el departamento de prensa.

palacio de los deportes

Antes de mi espantada pasaba los sábados disfrutando en Magariños del equipo de Liga Femenina 2 del club, con el que aprendí mucho sobre baloncesto mientras escribía (o lo intentaba) las crónicas de los partidos, y los domingos iba hasta el Palacio de los Deportes a pegarme carreras (y muchas risas) acompañada una voluntaria a la que le he cogido un cariño enorme. Además de los muchos periodistas que nos alegraban los ratos muertos.

Después de más un año en el que viví por y para el baloncesto ahora me he encontrado que desde la distancia es imposible seguir los partidos por televisión, ni las webs de las televisiones ni la página oficial de la ACB. Pero además de ser imposible me falta tiempo. Os daréis cuenta que los fines de semana (si los tenéis libres) lo único que vais a querer es salir corriendo de la casa, por lo tanto, es muy complicado seguir los partidos en directo.

baloncesto estudiantes

Aún así cada vez que puedo (como hoy) me engancho a los cracks de EstuRadio (radio del club Movistar Estudiantes) para volver a sentirme en la cancha y un poco más cerca de lo que fueron mis domingos durante dos años. Hoy es uno de esos días, me he podido conectar y disfrutar del baloncesto y de la radio.

Pues eso: que lo echo de menos, que los echo de menos.

¡¡POR CIERTO!! Mañana cumplo dos meses como Aupair, y además me toca excursión que tendrá entrada la semana que viene 🙂

RCA