Volver a ser parte

Sé que dije que no volvería a escribir, pero hoy he vivido un momento que me ha hecho recordar muchas cosas, todas buenas de esos meses que estuve como Au Pair y os lo tengo que contar.

Cuando volví de Irlanda, lo que menos me apetecía era escuchar voces infantiles, ver a niños cerca me ponía hasta nerviosa pero ahora, con las aguas calmadas, tengo que decir que echo de menos esos cuatro renacuajos. Hace unas semanas estuve hablando con mi Host Mother sobre las niñas, pero lo hice por Whats App, pero también me apetecía hablar con ellas, que me contaran qué tal estaban, cómo les iba el nuevo curso y ver cuánto habían crecido.

Así que me animé y buscando un horario que tanto a ellas como a mí nos viniera bien, decidimos hacer un Skype. No fue mucho tiempo, al final las horas mandan y mañana al haber cole tenían que descansar. Pero fue un rato en el que me hizo recordar todos los buenos momentos que compartí en esa casa. Cuando las vi en el sofá me acordé de todos los libros que leímos, de todas las historias que ahí me contaban y de todas las risas (y broncas) que viví en ese pequeño salón.

Ellas me contaron sus historias, las de cualquier niño de su edad: el regalo que le pedían a Santa Claus, a quién iban a representar en la obra de navidad del colegio, qué tal los profesores y las clases extraescolares. Esas cosas que antes me contaban en directo y que ahora hicieron a través de una pantalla. Ha sido una media hora, pero una media hora que me ha traído los mejores recuerdos que tengo con ellas y con la familia, esos recuerdos y sensaciones que espero que nunca se me olviden.

Vistas casa

A pesar de todo, el tiempo calma las cosas y, por muchas cosas que pases, la memoria siempre recuerda lo bueno, esos momentos que quieres tener contigo. Mientras escribo esto me acuerdo de mi primer Skype o del día que me fueron a buscar al autobús, ese día estaba tan nerviosa que tenía miedo de olvidarme de mi nombre. Hoy también me moría de los nervios, no era la primera vez que nos veíamos, pero sí la primera después de mi despedida y la pregunta era ¿se acordarían de mi? La respuesta la tuve al momento: Sí.

Os aconsejo a todos que lo hagáis, que volvais a ver a la familia, que volvais a hablar con ellos, especialmente con los niños. Al final algo siempre queda y, por mucho que yo lo negara al principio, ahora lo digo bien alto: LAS ECHO DE MENOS

RCA

Clases de inglés

¡Hola de nuevo!

Como os dije, seguiré por aquí, menos activa pero seguiré. Hoy una recomendación: CLASES DE INGLÉS. Aunque parezca absurdo que lo diga, es importante. Durante la mayor parte del tiempo estaréis hablando en inglés (o el idioma del país al que vayáis), pero en la gran mayoría de los casos las familias no os van a corregir cuando le deis una patada al diccionario, ni os van a saber explicar el porqué de las cosas. Las academias están al final para eso, para mejorar el idioma y explicarnos por qué hay que usar to get y no to take cuando quieres coger un plato del armario (he llegado a tener obsesión con eso…).

Yo iba cuatro horas semanales, dos días a la semana. Las horas de clase eran mortales, porque era de 19 a 21, cuando lo único que me apetecía era estar metida en cama viendo cualquier película estúpida, pero creedme que al final se aprende (y mucho). En Limerick, que era donde yo iba a clase había dos academias principalmente y en ambos casos tenían  horario de mañana y de tarde, ya que muchas aupair pueden ir por las mañanas mientras los niños están en el colegio. Además ya que iba a clase aproveché para apuntarme a un curso preparatorio del FIRST, aunque al final no me presenté allí por cuestión de fechas.

Y lo más importante: LAS FAMILIAS OS TIENEN QUE DEJAR HORAS PARA IR A CLASE. Si miráis la “normativa” es una de las obligaciones que ellos tienen, por lo tanto aprovechad.

En caso de que alguien que vaya a Limerick le interese saber más sobre las academias, escribidme un comentario y os respondo.

RCA

La sanidad irlandesa

Post 50 y el primero que escribo tras mi regreso. El tema lo he elegido ya que durante mis últimos días por Irlanda la medicina estuvo muy presente (y no por gusto). No sé en qué momento mis defensas decidieron abandonarme y dar la bienvenida a una amigdalitis, que me terminó acompañando hasta hace apenas dos días, y una conjuntivitis con la que sigo peleándome.

Una de las primeras cosas que hice cuando supe que me iba de España fue solicitar la tarjeta europea y bendita sea. No os voy a contar todo el periplo de mi garganta y yo, solo que tras un primer intento de superar el dolor de garganta sin ir al médico, finalmente el sábado tuve que ir, confirmando la amigdalitis.

Justo antes de salir de casa la familia me recordó que tendría que pagar (aunque después en España el seguro o la seguridad social nos devuelva el dinero en un primer momento supuestamente tienes que pagar). Pero tras revisarme el médico, en el momento en el que supuestamente tienes que pagar me dijo que la tarjeta sanitaria europea me cubría todo, por lo tanto no tuve que soltar ni un euro, solo en la farmacia (5 euros por antibiótico y antiinflamatorio).

Este post viene a recordar algo importante: LA TARJETA SANITARIA EUROPEA ES ESENCIAL.

Espero que la gente que haya empezado su periplo como aupair en verano o esté a punto de hacerlo lo disfrute, las cosas desde la distancia se ven más fáciles y mejores 🙂

RCA

Vocabulario infantil

Ser aupair implica tener un amplio vocabulario infantil, pero no os preocupéis, porque yo no lo tenía pero al final lo aprendes a la fuerza. Aún así, os voy a poner aquí algunas palabras que estoy segura que os serán de utilidad (seguro que muchas ya las conocéis u os suenan):

  • dodo: chupete
  • cot: cuna
  • bottle: biberón
  • potty: orinal
  • wiwi (no se como se escribe y no encuentro la escritura correcta): pis (solo para niños)
  • poo poo: caca, para adultos solo se dice “poo”
  • nappy: pañal
  • to bite: morder, también se usa como sustantivo con el significado de mordisco
  • to kick: pegar patadas
  • to hit: pegar

 

Antes de venir le preguntaba a una amiga que ya estaba de aupair que cómo llevaba eso de reñir en inglés, y me decía que es lo que mejor sabía hacer. Tenía razón. Al final aprendes un montón de palabras para decirles que paren de hacer tonterías, que se dejen de caprichos o que simplemente paren de hacer el anormal. Os dejo aquí algunas frases:

  • Don’t be cranky: cuando el niño está llorando o quejándose todo el rato porque tiene un mal día.
  • Stop moaning: cuando el niño se está quejando o protestando por todo
  • This is disgusting: Yo lo uso a las horas de las comidas especialmente, cuando les da por hacer guarrería. Significa desagradable.

Iré añadiendo si se me ocurren nuevas ideas, de momento creo que estas son suficientes para sobrevivir la primera semana, después iréis aprendiendo las vuestras propias. (¡Acepto sugerencias!)

RCA

Besos y abrazos por doquier

Aprovechando que ayer fue el día internacional del beso (sí, hay días para todo pero este me sirve de excusa) hoy os quiero hablar de eso, de los besos y abrazos españoles.

Quienes me conocen saben que lo mío no es dar muchos besos y abrazos pero es que en Irlanda sería hasta cansina. Lo primero que tenéis que saber es que, como en muchos otros sitios del mundo, cuando conoces a alguien la mano siempre por delante, nada de dos besos, ni de uno, ni siquiera un abrazo (eso se deja para más adelante). Esto tenéis que tenerlo en cuenta en caso de que vengáis de aupair, siempre es mejor darles un apretón de manos que quedaros los dos cortados por intentar darles dos besos.

ABRAZOS

Poco a poco me he ido dando cuenta que los españoles nos tocamos, y mucho. No en el término sucio de la palabra, que seguro que alguno ya lo ha malinterpretado, sino en el bueno, necesitamos estar constantemente en contacto con la persona con la que hablamos. Aún no llevo dos meses aquí y ya se me hace raro (e incómodo) estar hablando con alguien y que esté buscando el contacto (¡no quiero imaginarme el día que vuelva!).

La falta de muestras de cariño se hace rara pero en mi caso siempre me quedarán las niñas, especialmente las más pequeñas, que los abrazos y los besos los quieren constantemente, otro tema es las más mayores, que ya empiezan a revolverse si les das un beso.

Así que si venís tened cuidado sobre todo si no han tenido aupairs españolas o no conocen a nadie de España, porque se quedarán bastante sorprendidos e incluso puede parecerles mal. Pero eso sí, y aquí en secreto:

¡qué vivan los abrazos y los besos!

RCA

¿Una maleta sin fondo?

Madre mía lo que da de sí un fin de semana.

Estos últimos días estoy aprovechando para despedirme de amigos y familia y el fin de semana ha tenido demasiadas celebraciones. Además he empezado con la maleta… Eso sí que es un problema. En mi caso meses de invierno no voy a pasar muchos pero voy a pasar al menos unas semanas y tengo que llevar ropa que abrigue, pero claro: ¿qué ropa me voy a poner en junio? Porque la maleta infinita no es… Así que ahora mismo en eso ando, en pelearme conmigo misma para saber qué ropa dejo en casa y cual me llevo.

De momento para agilizar el proceso (y no olvidarme de nada) he hecho una lista apuntando todo lo que tengo que llevar. Lo he clasificado en varios puntos para así que no sea un caos y sepa exactamente qué me falta y que he metido ya. Tenéis muchos ejemplos en Internet que os pueden ayudar.

Pero si no fuese suficiente con el problema de una maleta, llega el problema de una segunda… ¿Llevo una segunda maleta pequeña o una mochila? Me parece que esto no lo sabré hasta el último momento, porque irá en función del peso de la maleta que facturo y de si me queda mucho sin meter. Sinceramente, espero tener que llevar solo la maleta facturada…

Poco más, en 48 horas ya estaré en el avión destino Dublín 🙂

RCA

Refrescando el inglés

En nada ya estaré por tierras irlandesas. En una semana ya seré una Aupair con todas las condiciones y con muchas cosas que contar, seguro… Pero de momento sigo en España peleándome con todo lo que me queda por preparar.

Estos días he aprovechado para hacer las últimas compras y renovar el pasaporte (una auténtica aventura que saca a uno de sus casillas), pero además, he aprovechado para escuchar, leer y ver cosas en inglés para ir acostumbrando el oído. Además he decidido repasar un poco la gramática que, después de tanto años sin tocarla, no me va a venir nada mal. Así que, libro en mano me he obligado a hacer entre una y dos horas de repaso diario, así ir con las cosas más frescas para cuando empiece las clases de inglés.

Estudiar inglés

Refrescar el inglés

 

Aún así, creo que para estar con la familia y entender lo que nos dicen, es mucho más importante escuchar y hablar, aunque sea solos. Yo tengo varias formas para practicarlo y pasármelo bien al mismo tiempo: ver películas y series o traducir canciones que me gustan. Son formas que me sirven para seguir practicando. También aprovecho y, de vez en cuando, veo las noticias en una televisión de habla inglesa o leo periódicos en inglés, sobre todo americanos.

Son formas que me sirven para practicar el inglés y ponerme a punto para entender a las pobres niñas, sino me veo hablando a través de dibujos con ellas.

RCA